PERDIDOS



Hijos del acontecer,
heridos de nostalgias
por las huellas perdidas
de un pasado
que fue un sueño,
pretendemos hallar consuelo
entre algo que no conocemos.
Vivimos perdidos.

LA FELICIDAD



La felicidad es solo un concepto
entre montones de conceptos más
y que consiste en que,
de todos los pares de opuestos
que pueblan en intelecto,
siempre se den los componentes
que nos convienen:
siempre de día,
siempre subiendo,
siempre ganando,
siempre riendo...
De más está decir
que éste tipo
de felicidad intelectual
no es alcanzable.

VIVIR



Vivir dejando ir aquél rayo de sol que en el atardecer entraba por la ventana.
Vivir sin esperar que la tormenta pase para poder salir a caminar.
Vivir olvidando que hay otros lugares y otras maneras de sentir.
Vivir aceptando cada ocaso y cada amanecer sin tratar de alterarlos.
Sin expectativas, temores o deseos; sereno, libre, independiente y feliz.

POR VIVIR



Y cuando todo ha sido ya hecho,
cuando alzar una mano
es el milagro de la vida,
estando sin estar y sin embargo
siempre esperanzado y ausente.

Cuando cada cosa ocupa su lugar
y nada sobra o falta,
uno regresa al bullicio
y se vuelve a perder
ésta vez en completa entrega.

Y entonces sí,
entonces el trinar de los pájaros
nos recuerda lejanamente
que vivir es para vivir,
solo y nada más
que por vivir.

NADA




Una vida ajena la vive cualquiera,
lo que nos han enseñado,
lo que nos han dicho,
lo que otros dicen o hicieron,
lo que no sirvió una vez,
lo que estudiamos,
lo que escogimos....

Pero vivir de verdad,
con independencia y libertad,
eso solo lo hace
quien ha descubierto
no ser lo que creyó
durante tanto tiempo ser.

Para no ser creyendo que somos
hace falta mucho esfuerzo,
pero para ser lo que no somos sin más,
apenas una fugaz reflexión
con que sentirse afortunado
y nada otra vez:
nada. 

MORIR



No hay que temer a las pasiones de la vida.
Esos sentimientos incontrolables de amor y odio,
son lo que aliña el ir y venir de nuestros pensamientos
y les otorga un sentido y una dirección determinada.
Si te toca en algún momento despertar
a tu verdadera naturaleza vacía y comprendes
en un solo instante que todo es nada
y que tu vida es solo una interpretación,
vuelve a donde no sabías nada
y déjate arrastrar por las pasiones de entonces,
enamórate, enfádate, atragántate de risa o de llanto
y vive, porque para descubrir el acertijo
solo basta con morir.

INTENSO



Las cosas que hacemos,
lo que pensamos o sentimos
y el mundo entero en el que vivimos,
solo tiene sentido para nosotros.
Es inútil tratar de acoplarnos al de otros,
o intentar que los demás estén de acuerdo
y vean lo que nosotros vemos.
Si las cosas nos parecieran de cualquier otra forma,
volvería a pasarnos lo mismo.
Y es que no hay mundo,
ni nosotros, ni nada,
fuera de la maravillosa subjetividad
que sin querer da vida al intenso vacío.

VIENE



Cuántas penalidades atravesamos
y qué mala vida nos damos a veces
por cosas que en realidad no necesitamos.
Lo necesario para vivir
viene ya con la vida,
el resto está de más.

NADA EXISTE



Solo la certeza que da experimentar
directamente que nada existe,
nos devuelve la conciencia de nuestra verdadera naturaleza
y la percepción de la libertad, la independencia, la alegría
y el intenso gozo de no tener nada que hacer,
nada que buscar, nada que nos falte y nada que temer.

ELEGIR



Se que no podemos elegir,
que las fuerzas que nos dieron la vida
nos guían y apenas nos dan opción
Pero si acaso te la dieran,
si tuvieras la posibilidad de escoger qué hacer,
no se te ocurra buscar tu propio beneficio,
ni odiar, ni reivindicar tu ira.
Amalo todo,
da sin esperar nada a cambio
y serás por siempre feliz
Y no lo digo yo;
lo dice mi vida.

DIGO


Cuando te das cuenta de cómo es todo,
no queda nada que decir.
Yo digo, no porque no me haya dado cuenta,
sino porque con la misma vehemencia
con la que digo lo que digo, me contradigo;
tratando así de no haber dicho nada.

TRAGEDIA



Nuestra única prisión posible es la interminable cadena
de pensamientos conceptuales en la que vivimos atrapados.
Esa es nuestra cárcel.
Solo ahí reside la insatisfacción permanente que sentimos
al creer ser un sujeto estable,
en un mundo en perpetuo cambio,
luchando por ajustarlo todo a nuestros deseos
y además hacerlo perdurar así para siempre.
Al final, al morir, cuando la fuerza de la vida
deja de ser suficiente y nos tenemos que marchar,
nuestra atención regresa a su libertad original
y entonces nos damos cuenta
de que los pensamientos habían sido solo humo,
pero ya sin posibilidad alguna de volver y vivir.
No puede haber mayor tragedia.

ADELANTE



Lo más maravilloso y excepcional
llegó siempre a mi vida,
cuando insistí en seguir adelante
mientras todo me decía que me retirase.

SOMOS



El camino a la plenitud
es dejar de ser uno mismo,
porque ese 'uno mismo'
es solo una bolsa
con creencias,
vivencias,
experiencias,
valores
y conceptos,
que filtrados tiñen
la percepción pura
y la convierten
en vanos placer y dolor
y que además de pesar,
no constituye lo que somos.

DE UN



Somos animales
de un instante.

EL BOTE



En la vida,
tomar decisiones,
tener expectativas,
hacer planes,
buscar la felicidad,
o cumplir los deseos,
es como tirar piedras
desde lejos
tratando de meterlas
en un bote:
a veces entran
y otras veces no.
El resultado final?
Un bote con algunas
piedras dentro
y otras muchas
a su alrededor.

DEJARSE LLEVAR



La opción suprema
es dejarse llevar.

SIEMPRE



En vez de estar continuamente pensando
en cómo estar bien mañana,
tal vez sea más inteligente estar bien ahora mismo,
para lo que basta fundirnos
con la interminable transformación
que constituye la existencia
y recordar que ahora es siempre ahora,
mientras que mañana siempre será mañana.

SONREIRA



Comprender las cosas del mundo de una en una,
no solo es una tarea de toda una vida,
sino un inútil gesto ante la indiferente inmensidad.
Penetrar tu naturaleza original y recordar lo que eres,
te dará la total comprensión
sin comprender absolutamente nada
y en ese gesto espontáneo y efímero
estarán contenidas todas las respuestas
a las desaparecidas preguntas.
Y alguien en algún lugar sonreirá...

LLEVAR



Con el tiempo aprendes a dejarte llevar
y no porque creas que hay algún plan concreto
oculto a ti que te guíe,
sino porque comprendes en lo más íntimo
que todo lo que ocurre es exactamente
lo que está ocurriendo
y que cualquier intervención
por tu parte es innecesaria.
Incluso si reaccionaras sería
también parte de lo que ocurre.
Así que todo da igual aunque no es lo mismo.
Nada importa aunque todo sea importante.
Si te dejas llevar es que lo has comprendido todo.

PEDAZOS



Puedes mirar el paisaje desde todos los puntos de vista distintos que quieras.
Puedes intentar fijarte en todos los detalles que alcances a discernir.
Nada de eso añadirá o quitará un solo elemento de allí.
El paisaje lo contiene todo.
Pero tú solo puedes percibir la parte que conoces. 
El resto será siempre para ti el vacío que une los pedazos rotos.

MANERA



No hay una manera.
Cada uno sigue la suya.
Y a veces,
durante un rato,
se parecen en algunas cosas.

SOLTAR



Tu ya eres lo que esperas ser
buscando lo que buscas,
sea lo que sea lo que busques,
o dónde lo estés buscando.
Solo se trata de darse cuenta de ello;
ese es el único logro posible,
porque lo que somos
ya lo somos desde siempre
y para tu sorpresa comprobarás
que eso que somos no es nada.
Tan sencillo es, que nuestro complicado
intelecto no lo puede ni concebir,
por eso hay que vivirlo al margen
de sus conceptos e ideas,
de sus razonamientos y construcciones,
al margen de quienes creemos haber sido,
somos y seremos...
Así, el único truco realmente efectivo, 
es rendirse, abandonar y soltar.

EL PLAN



Nos organizamos un plan de vida
lleno de compromisos, expectativas,
obligaciones y metas,
al que dedicamos toda nuestra
capacidad y energía disponibles,
con el fin de lograr la ansiada felicidad.
Por supuesto,
fracasamos al hacerlo,
porque cambiamos la felicidad
que ya somos,
por la vida ilusoria
siempre insatisfactoria
que proyecta ante nosotros
el intelecto. 

COSAS



Es mucho más divertido y satisfactorio
vivir soñando y experimentando cosas nuevas,
que temiendo perder las viejas.

SOY MUY FELIZ



A veces, una emoción de bienestar nos desborda
y nos sentimos afortunados de estar vivos,
todo parece encajar y la alegría
nos inunda espontáneamente.
Algunas veces ese sentimiento se queda para siempre
y entonces todo se expande y el silencio se trasforma
en una sonrisa que expresa todo el universo.
Soy muy feliz.

ORIGEN



La luz y la oscuridad,
el bien y el mal,
lo positivo y lo negativo,
todos proceden
de lo mismo.
La plenitud absoluta
no está al final,
sino al principio.
No se alcanza.
Nadie puede llegar.
No es dios, ni el infierno.
El origen simplemente
está vacío.

SOMBRAS



Nada cambia,
nada termina,
porque en realidad,
nada comienza
jamás en lugar
alguno en este
mundo de ilusión.

Tratamos inútilmente
de encontrar algo,
donde en verdad
nunca hubo nada.

Creemos ser 
la memoria,
el bagaje
o la intención,
pero al buscarnos
nada encontramos.

Sombras en una
tarde de verano
calurosa y vacía.

ENTRETIENES



Si entretienes pensamientos sombríos, te sentirás sombrío.
Si entretienes pensamientos alegres, te sentirás alegre.
Si no entretienes ningún pensamiento,
te sentirás independiente, libre y feliz.

OFRECEN



No hagas caso cuando te ofrezcan esto o aquello
y mucho menos esperes a que lo hagan, para vivir.
No hay nada que conseguir, lograr o alcanzar.
Se trata en todo caso de relajar, de soltar,
de deshacer, de abandonar
y de recuperar la conciencia
de nuestra verdadera naturaleza original.
Y a eso como mucho se te pueden ayudar,
porque tienes que hacerlo tu;
nadie lo puede hacer por ti.
Entonces verás que todo ocupa
su lugar espontáneamente
y surge la felicidad.

TENSIÓN



Nuestros sueños no se realizan, sencillamente porque para que eso ocurra
necesitamos soltarnos y dejar que algunas cosas, personas y situaciones
salgan de nuestra vida y otras lleguen y nosotros no lo permitimos
al aferrarnos a quien creemos ser hoy y que sueña con realizar esos sueños.
Y lo mismo pasa con nuestros miedos y temores,
no llegan a tomar forma en nuestra vida porque al aferrarnos a quienes somos,
no nos permitimos cambiar y ser quienes padezcan
las consecuencias de esos miedos y temores.
Así, la tensión sostenida sobre nuestro personaje
que en un caso nos protege, en el otro nos condena.

INTERESA



Me interesa fugazmente lo que pienso
cuando resuelvo un asunto cotidiano,
pero no me interesa lo que piensan los demás.
Mi interesa lo que hago en mi día a día más vulgar,
sola y exclusivamente mientras lo hago,
pero no me interesa lo que hacen los demás.
Asentado profundamente en un sentimiento
sereno de vacío pleno de gozo
y ausente casi por completo del área intelectual,
no me interesa para nada el aparente ajetreo
de un mundo que hace ya tiempo
dejó de arrastrarme con él.

YO TAMBIEN



No eres el vacío? Yo tampoco.
No eres tu cuerpo? Yo tampoco.
No eres tu personaje? Yo tampoco.
No eres tus emociones? Yo tampoco.
No eres tus sentimientos? Yo tampoco.
No eres tus pensamientos? Yo tampoco.
No eres todos los seres?    Yo tampoco.
No eres todas las cosas? Yo tampoco.
No eres la conciencia? Yo tampoco.
No sabes qué eres? Yo tampoco.
No lo eres todo? Yo tampoco.
No eres uno? Yo tampoco.
Solo sabes que eres? Yo también.

DÓNUT



Esperar que al retirar la atención
del pensamiento conceptual
quede algo, o alguien diferenciado,
es como esperar
que al comerse un dónut,
quede el agujero central vacío.

YA NO



Aún puedo soportarlo si no tengo que compartirlo,
pero lo que hace la gente en el mundo ya no me interesa.
Vivo en paz lo que va pasando y a dormir feliz.

BIEN



Mi mayor bien es la soledad en silencio;
aún envuelto en el bullicio de la gente.

SOLO MENTE



Una bombilla ilumina disipando la luz.
Con pantalla, la luz se concentra en sí misma.
En una linterna, se enfoca en un lugar preciso.
Siempre es luz y que se deposite aquí o allá,
no depende de ella misma,
ni de nada que ella tenga.

La mente es como la luz:
libre lo ilumina todo,
concentrada intuye su esencia
y enfocada da realidad al mundo.

La atención es un atributo de la mente
que aparece como parte del juego
del enfoque que la lleva
a convertirse en todo lo perceptible,
para lo cual precisa dividir antes el todo
en los múltiples pedazos que permiten
las combinaciones que nos llaman,
nos repelen, o nos son indiferentes.
Y para eso necesita entregarse
a la conceptualización
que realiza el intelecto.

Pero en realidad la atención no existe
como algo que podamos manejar,
aunque sea una buena imagen
para explicar la causa de la insatisfacción.

Solo hay mente:
mente liberada,
mente concentrada
o mente enfocada,
pero sigue siendo
siempre solo mente.

MÁS ALLÁ



Cualquier forma en que sientas que las cosas son,
es la correcta en éste momento
y no porque estés en posesión de la verdad,
sino porque es la única que puedes concebir como válida;
pero te atreverías con lo inconcebible que hay más allá de ti?

RECUERDO



Todo acaba siendo,
como mucho,
solo un recuerdo.

BELLEZA



Apreciar la belleza en todo;
no encontrar algo deseable en nada.

BAILAR



Creemos que tenemos que esforzarnos lo indecible
para lograr un montón de cosas
y si todo va bien, bailar algún día de felicidad,
olvidando la felicidad que produce
ponerse a bailar sin motivo ahora mismo
y olvidando también que para ello
solo necesitamos bailar.

TU



Si eliminas lo superfluo,
lo que no necesitas,
lo que ya no usas,
lo que te estorba,
lo que está de más,
lo prescindible,
lo impuesto,
lo complicado
y lo que te dijeron,
quedas tu:
desnudo, vacío,
solo y feliz.

FELIZ



Qué importa lo que hagas, si eres feliz.
Y si no eres feliz, qué importa lo que hagas.

PLENITUD



Cuesta un poco decidirse, es verdad.
Aunque uno sepa que se trata de retirar
la atención de los pensamientos,
dejarla en libertad
y abandonarse a la vida sin miedo,
siempre esperamos que llegue
el momento adecuado,
acabar ésto y conseguir lo otro,
para estar preparados y entonces soltarnos.
Pero el único momento para hacerlo es éste,
porque no hay otro
y porque no necesitamos nada para hacerlo.
Eso sí, merece la pena dar el paso,
pues vivir con la atención a la deriva es la plenitud.

VIVIR ES MARAVILLOSO



Puedo ver lo que es cualquier ser humano que esté en mi presencia.
Y puedo ver también lo que son todos los demás.
Lo que la ciencia explica es para mi obvio, pero limitado y parcial.
Lo que la espiritualidad intuye, es una parte de un todo que desconoce.
Los santos, acomplejados huyendo de una realidad que no comprenden.
Los científicos, niños ignorantes jugando al escondite consigo mismos.
La gente no sabe lo que es y lucha por lo que no le falta.
Todo lo que digas tiene que ser necesariamente solo una parte.
Todo lo que pienses o sientas, también.
Nada tiene realidad si no eclipsa el escenario donde se resalta.
Pero todo es todo, no una parte.
Y en ese todo cabe todo, no solo algunas partes.
Vivir es maravilloso.