EL RETO



El reto es ser lo que uno es.
Entonces llega la paz.

SIENDO



Me voy convirtiendo
en el espacio que recorro
y el tiempo que tardo en hacerlo
es todo lo que estoy siendo.

EL TEATRO



Es solo el papel de un actor,
una representación en un teatro
abarrotado de otros actores
que se miran unos a otros
creyendo ser lo que representan.

PERSONAJE



Si alimentas demasiado a tu personaje,
a estas alturas ya se habrá hecho dueño de tu vida,
relegándote al rincón desde el que padeces
la incapacidad de ser quien realmente eres.

EL GOZO



El placer pierde todo su sentido
cuando no necesita cubrir el dolor.
Porque ha llegado el gozo.

ILUMINACION



Se conoce como iluminación suprema,
no porque sea lo máximo,
sino porque no hay nada más allá
del instante en que la atención
se desprende del flujo ininterrumpido
de pensamientos conceptuales,
haciéndonos uno con nuestra
verdadera naturaleza original;
el viaje acaba así abrúptamente
y no queda nada por hacer.

LUZ



Necesitamos solo una luz
para iluminar el universo entero.

EL SUEÑO



Un día vives que todo era solo un sueño
y sin embargo has de seguir soñando.
Vuelve a surgir el engaño una y otra vez
después de eso y algo en ti se empeña
en seguirlo, en atravesarlo, en resentirlo.
Pero a más te golpea,
más luchas por dejar de resistirte,
por abandonarte sin certeza.
Hasta que dejas de luchar
y te fundes con ello.
Y ya no hay dolor,
ya no hay consuelo.
Sin sentido y sin reposo,
todo es un sueño.

PASAJERO



Cualquier creencia, cualquier sabiduría,
cualquier comprensión, forma de vida,
disciplina, idea, escala de valores
o filosofía es una ilusión.
En un segundo todo puede cambiar,
dejar de ser o empezar de cero
sin pedirnos permiso
y sin avisarnos previamente de nada.
Toda estabilidad es un sueño,
todo objetivo un desatino y todo,
absolutamente todo,
es pasajero.

APRIETA




Ultimamente me aprieta el cuerpo.
Por eso prescindo de él
cada vez más a menudo.

COMO LA LLUVIA




No podemos poseer la lluvia
porque llover es algo que sucede.
Un acontecimiento,
un suceso que comienza,
dura algún tiempo mientras pasa
y termina dando origen a otro suceso
que ocurre según las mismas pautas
de aparecer, pasar y desaparecer.
Pero no es eso mismo una silla,
un coche, un televisor, una casa,
una planta, una ola, un animal
o una persona?
No somos todos sucesos
incapaces de poseer o ser poseídos?
Ocurrimos, acontecemos
y pasamos con todo
sin posibilidad alguna
de que el suceso
del que formamos parte inseparable
se detenga.
Somos tan efímeros y fugaces
como la lluvia.

CONVENIENTE



Si buscamos las situaciones y las cosas
por las emociones y sentimientos que nos causan
y estos son independientes de ellas
y pueden experimentarse a voluntad,
para qué queremos las cosas y las situaciones?
Es más, si las emociones y los sentimientos
son siempre efímeros y pasajeros,
y jamás nos proporcionan el estado de felicidad
que pretendemos, para qué los queremos?
Situarse en un estado de ser de plenitud y
abandono sin rechazar ni apegarse
a los vaivenes naturales del mundo,
parece una postura más conveniente.

IR



Se que cuando llegue allí no encontraré nada.
Porque nada hay en ningún lugar.
Pero eso es lo único que me queda:
ir.

PRIMAVERA



Nunca dejará de sorprenderme mi propia vida:
al final del verano entraba en el otoño
y llegó la primavera.

CLARO



Si doy algo por sentado,
por insignificante que ese algo sea,
me será imposible desenredar
la maraña resultante
y comprender algo.
Pero antes del antes,
todo está perfectamente claro.

KARMA



Una causa produce un efecto.
Una causa produce innumerables efectos.
Una causa es causada por innumerables efectos.
Un efecto es causado por innumerables causas.
Un efecto produce innumerables causas.
Un efecto produce una causa.
La causa y el efecto son lo mismo.




VACÍO



A estas alturas y no he hecho nada con mi vida...
Ni la vida ha podido engañarme haciéndome creer
que todo lo pasado está ahora en algún rincón de mi.
Quien soy aún no ha nacido ni nacerá,
así ni siquiera podré morirme...
Al antojo del karma vengo y voy,
siento y pienso,
hago y soy,
pero ajeno, desapegado y en paz
ríe y disfruta libre el vacío en mi.

NADA


No hay nada que lograr.
Ni nadie que pueda lograr nada.
Al dejar de intentarlo,
todo queda resuelto solo.

REGRESA



Miras hacia adelante y no ves nada claro ni seguro,
las dudas te asaltan, las posibilidades están abiertas
y no todas son buenas para ti.
Hay miedo, ansiedad y un profundo desasosiego
que indica que, perdidos en el intelecto y sus quehaceres,
hemos abandonado el contacto
con nuestra verdadera naturaleza que es el vacío,
la paz y el gozo.
Regresa entonces, retírate de las turbulencias
y las preguntas y déjate llevar con la confianza
puesta en lo desconocido,
mientras un estado de ser de abandono activo
y alegre te mece.
No vamos a ningún lugar.
No estamos en ningún sitio.
No somos nada.
Regresa y vive en paz.

RECUERDO



Recuerdo que un día estuve enamorado.
Recuerdo que andaba de viaje,
que vivía en una casa junto a un río,
que me desperté tarde aquél día gris
y que me volví a dormir en seguida.
Recuerdo que salía de clase,
que empezaba un nuevo trabajo,
que estaba tan cansado esa tarde
que se me cerraban los ojos.
Recuerdo que lloraba aquella noche
aunque ya no recuerdo por qué.
Recuerdo que el agua del mar estaba muy fría
y que no me apetecía nada salir a la calle con tanta lluvia...

Pero ahora ya no está todo aquello. 
Recuerdos en la nada.
Silencio en un vacío que todo lo llena.
Nostalgia de lo que fue
aunque nunca ha sido.
Reflejos en un espejo perdido.

AQUI



La conciencia total
es mi única prioridad.
Estar por completo aquí
es como no estar.

EN PAZ



Tardé más en desprenderme
de lo que no necesitaba,
que en conseguir lo que deseaba.
Por fin pude prescindir de todo.
Ahora vivo en paz.

EL PLACER



Una sociedad para la que
la búsqueda del placer
es el mayor objetivo,
es una sociedad
que no lo tiene.
Pobrecita sociedad.

PEDAZOS DE TI



Cuando aprendes a hacerlo todo con cariño
y consigues amar a quienes te rodean
sin esperar nada de ellos,
te das cuenta de que cada uno es único,
perfecto y especial por ser como es
y que todos tienen un secreto que ofrecerte
cuando te les acercas con humildad:
son pedazos de ti.

AFORTUNADAMENTE



Afortunadamente la vida acaba.
Nada como la muerte para dar 
fuerza e intensidad a éste
viaje baldío.
Nadie muere porque nadie nace.
Todo es igual y carece de sentido.
Espero paciente el final,
mientras juego alegre
libre de intenciones,
sereno y feliz.  

SOLO GOZAR



Dentro del mundo del pensamiento no hay soluciones,
solo hay pensamientos;
conceptos y pensamientos.
Es un mundo cuyas reglas obligan a que todo tenga simetría,
confronte a su opuesto y origine comportamientos sectarios
cuyas consecuencias son vividas siempre en el futuro.
Creer en su realidad absoluta y final, nos fuerza a atravesar
diferentes emociones, sensaciones y sentimientos
que no por buscados para su disfrute,
son siempre gratos para nuestro yo memorizado.
Conceptos, deseos, apegos, enfermedades, triunfos,
placer y dolor en un batido amargo de desdicha.
El don del pensamiento se transforma
en una prisión de por vida
si te dejas seducir hasta el punto de quedarte a vivir alli.
Pero puedes salir y comprobar
que nunca ha existido nada de nada
y que no nos queda nada por hacer...
Que puedes pensar o no...
Que tú lo eres todo desde siempre...
Que no te queda más remedio que gozar.

INESPERADAMENTE



Y allí estaba,
inesperadamente
despierto,
haciendo 
sonar
la luz.

OBJETIVO O SUBJETIVO




Entre el mundo subjetivo que tu percibes 
y el mundo subjetivo que percibo yo,
no hay mundo objetivo alguno entre nosotros.
Y si no hay un mundo objetivo,
no tiene sentido considerar subjetivo
al único mundo que entonces existe
y que es el que percibimos cada uno
fruto de la concepción que de dicho mundo hemos creado,
gracias a la descripción conceptual
a la que nos hemos sometido.
Y tú estás en mi mundo y yo en el tuyo.
Y así todo es posible y depende de mi,
porque todo es posible y depende de ti. 

LA BOMBILLA; LA VIDA



Se funde una bombilla.
No da más luz.
Alguien la puso allí hace tiempo
y ahora la tienen que cambiar.
No sé si ella creyó tener libertad
mientras la encendían y la apagaban,
que es para lo que fue fabricada,
o pasó su vida embelesada en
los materiales que la formaban.
Tal vez quiso iluminar y le gustó,
pero puede también que no.
La electricidad sigue allí, esperando.
También espera el interruptor.
La bombilla fundida ya no está.
Desde hace un rato solo el
hueco vacío donde estuvo se ve.
Pronto otra bombilla ocupará su lugar
y se encenderá como lo hizo la anterior
y todas las que antes que ella
fueron colocando allí.

VIVIR



De nada vale si no te llena,
si no te hinchas de alegría,
si no te sientes pleno,
si no te ríes aunque sea en silencio.
No sirve de nada si no te dan ganas de saltar,
de salir corriendo a mirar las estrellas,
de bendecir el suelo que pisas y el aire que respiras.
Es para nada si pasa y no te mueve,
si lo atraviesas y no te sacude,
si después de vivirlo no te sientes afortunado,
agradecido y feliz. 
La vida es una sola vez,
fugaz como el salpicar de las olas contra las rocas,
bella como una gota de rocío y única
como cada irrepetible instante que vivimos:
no te quedes al margen,
no la dejes sin vivir.

EL CAJÓN DE LA COCINA



Qué esperas encontrar en el cajón de la cocina
que no sea lo que tú mismo has puesto allí?
Tu o cualquiera de las personas
que a ese cajón tienen acceso.
Estaba ya allí vacío cuando compraste la casa?
O lo elegiste tu con la cocina?
Hay cosas más o menos parecidas
en todos los cajones de las cocinas,
pero nunca son las mismas.
Y si el cajón es compartido se mezclan las cosas de todos.
Un día se usan unas y otros se usan otras.
Algunas están allí quietas hace mucho tiempo
y una o dos acaban casi de llegar.
Muchas son como las que tenían en casa de tus padres,
o en aquél piso que compartiste de joven,
o en la cocina de la casa que vendiste hace años.
El intelecto es el cajón de la cocina.
De nada sirve vacío pues su utilidad es contener cosas,
pero cosas útiles para ti y en uso.
Si algo ya no sirve o no te gusta, sácalo.
Si algo te falta, mételo.
Y si alguien pone allí lo que no quieres,
no lo permitas a no ser que compartas
libremente el cajón con ellos.

HAZAÑA



Puede que la hazaña
consista en aceptar
todo tal y como es
y vivir en paz.

A VIVIR



Si algo rechina en tu vida
es una indicación de que
debes dejar de empeñarte
en que las cosas sean
distintas a como son,
regresar a ti mismo
y soltarte a vivir.

LUZ



Hay una manera de sanar todas las vidas.
Sea cual sea la causa que impide la felicidad plena.
Y es sacar todo a la luz.
Siendo todo, todo.
Radical, bestial y desgarrador.
Pero infalible.

YO MISMO



Sin deseos,
sin expectativas,
sin apegos
el tiempo no pasa,
se queda,
se alarga
y se ensancha
siendo uno solo,
éste solo
inconsciente yo mismo.

TAP



Llueve en lo oscuro
suavemente tras el cristal.
Murmullo entre las hojas,
goteo intermitente;
tap, tap, tap, tap....

YO



Todos necesitamos algún tipo de seguridad
para seguir viviendo.
Y a la vez sabemos
que en ésta vida la seguridad no existe.
Por eso la inventamos.
Y ese invento acaba atrapándonos.
La ilusión de seguridad es la ilusión del yo.
Abandonarse a la falta de seguridad
es también una seguridad en sí misma
que dibuja otro tipo de mundo
y otro yo impersonal
ilusorio también al fin.

HOJAS



Mi relación con mis semejantes
ya no es continuada y estable
como lo fue algún día,
sino circunstancial y pasajera,
como la de las hojas en el árbol
que se tocan por el viento.

NADA


Nuestra verdadera naturaleza original
es capaz de transformarse
en cualquier cosa perceptible,
sin límite.
Pero, para qué? para nada.
Por qué? por nada.
Y qué se consigue con ello? nada.
Y si no se transforma, qué pasa? nada.
Todo eso somos;
para nada, por nada, sin nada: nada.

PERDERSE


Perderse en las cosas del mundo
es el inicio de la mayoría
de nuestras calamidades.
Perderse en el vacío de uno mismo
es el inicio de la mayoría
de nuestras calamidades.

EL BORDE



No se puede echar más de lo que cabe.
No cabe más que lo que cabe.
Por mucho que nos empeñemos, es así.
Nuestra naturaleza es la misma en todos.
Pero su expresión en cada uno es distinta.
La forma de cada uno es diferente.
Aunque en esencia sean todas lo mismo.
Menos de lo que cabe es innecesario.
Más de lo que cabe es innecesario.
Hasta el borde. 
No más.
No menos.
Hasta el mismo borde.

NADA



El vacío se expande y aparece el universo inmaterial
de las posibilidades infinitas, interminables.
Se modera el vacío y da lugar al mundo cotidiano
de las cosas y las gentes que conocemos.
Reducido a casi nada, el vacío va tomando nuestra forma,
se interioriza y se duerme.
Vacío allí, vacío aquí.
Vacío siempre; siempre vacío.
Entregar nada a nadie, sentir nada en nadie.
Nada es así cuando solo hay nada, nada, nada.

LO CORRECTO



Durante el día,
lo correcto se reconoce
porque está a la luz.
Durante la noche,
lo correcto se reconoce
porque está en la oscuridad.

LA ULTIMA VEZ



La última vez.
Casi nunca sabemos
que esa vez
es la última.
La vivimos como 
tantas otras,
pero lo vivido
no lo vivimos más.
Fue la última vez,
y no nos lo dijo.
Quisimos seguir,
pero no pudimos.
La última vez
lleva tristeza, pero
también alegría. 
La última vez.
La última vez.
La última vez.

SER NADA



Primero aprendí a combinar a voluntad el deseo y el miedo.
Entonces quise ser esto y lo fui.
Después quise ser aquello y también lo fui.
Luego quise ser lo otro y por supuesto que lo fui.
Pero como fuera lo que yo fuera
en realidad siempre era yo mismo,
quise ser nada.
Y eso si que no lo pude ser.

VIVIR



Vivimos para vivir.
No nacimos, nos nacieron.
No morimos, nos mueren.
Por qué entonces empeñarnos en vivir
y no mejor dejar que la vida nos viva
y vivir solo por vivir.



NADA MAS



Te has planteado alguna vez que a lo mejor
tu felicidad no está donde tu crees?
Por qué no pruebas mejor a aceptar todo tal cual es
y dejas que el sentimiento de plenitud resultante te llene?
Igual te sorprendes y no necesitas buscar nada más...

SIEMPRE EL MISMO



Y se detuvo el tiempo...
Y ahora es siempre el mismo...
Se transforma...
Se aclara y oscurece...
Se calienta o se enfría...
Se percibe ésto o aquello...
Puro vacío que fluye...
Y que es siempre el mismo...

EL REFLEJO




Y tal parece que llega un momento
en que ya no es necesario el reflejo
y todo se funde en un sentimiento
grato, completo y vacío.

VACÍA



La vida te la dan vacía.
Y vacía te la dejan cuando te vas.
Entonces, por qué hay que pasársela
tratando de llenarla,
si vacía como es
ya se vive en toda su plenitud?