INALTERABLE



La vida está sucediendo ahora mismo
y como parte de ese acontecimiento,
deberíamos suceder nosotros al unísono,
pero el intelecto nos separa
y en ocasiones nos aísla,
trazando para nosotros caminos
que transitar con esfuerzo,
movidos por la ilusión de lograr algo
o de llegar a algún sitio,
hasta que morimos durante el viaje,
mientras ajeno a nuestro desvarío,
el suceso sigue aconteciendo inalterable.