TU



Y detrás de todo siempre estarás tu. 
Un vacío inabarcable e infinito,
percibiendo espontáneamente
en plenitud de conciencia.