LA HOJA



Vivir sin complejos, sin trabas, a lo bestia,
resolviendo lo que llega como nos da en ese momento,
sin expectativas, sin camino, sin objetivo, sin meta.
Como una hoja que cae de la rama
y sabiendo que acabará en el suelo,
disfruta de la oportunidad única de volar
sin importar si va por aquí, o va por allá.