ILUSORIO



No descubrimos nada.
Ni siquiera lo creamos.
Solo lo hacemos perceptible
al aislarlo ilusoriamente
del todo al que pertenece
y al que jamás abandona.
Pero nadie lo sabe.