EXTREMOS



Lo espiritual es solo lo contrario de lo material.
Tirar para cualquiera de los dos extremos es ridículo,
porque ambos pertenecen al mismo palo: el intelecto.
Unos se gritan a otros desde lados opuestos,
reclamando para sí la verdad
y acusando a los demás de vivir en la mentira.
Gentes y gentes corriendo angustiadas o esperanzadas
de un lado al otro del mismo palo.
Pero solo retirando la atención del intelecto
es posible recorrer libremente el palo entero
y todos los otros palos posibles
y los espacios que los separan,
y alcanzar la plenitud.