DERRAMA



Lo que nos hace malvivir es lo que somos.
Ser algo, o alguien si quieres,
es la nota discordante en la sinfonía
de los acontecimientos que no cesa,
que sin principio ni final hace encajar
espontáneamente cada nota, cada gesto,
cada instante que por arte de magia
podemos percibir como separado del resto,
no para atraparlo, o entenderlo, sino para vivirlo,
para embelesarnos con el silencio y la quietud
que reinan en medio de la actividad desenfrenada
y estridente que se derrama sin querer y sin meta,
dentro y fuera, arriba y abajo, ahora y siempre.