VIDA VIVA



Ya no soporto a los egos viejos.
Te sueltan encima todos sus recuerdos
y sus opiniones de otras cosas y otras gentes,
como si aún estuviera viva toda esa porquería.
Resulta imposible que te vean cuando te miran
porque solo se ven a sí mismos.
No son conscientes de que a su alrededor,
bulle evanescente la vida viva