SENCILLA



Nos enseñan a complicarnos la vida
y como vemos que todos
a nuestro alrededor se la complican,
creemos que no tenemos más remedio
que hacer lo que hacen ellos
y nos la complicamos también.
Pero no es cierto.
La vida es muy sencilla
y se vive a sí misma
en una incesante percepción
que no cesa jamás.